Publicado: 2 de Diciembre de 2015

Investigadores de la Escuela de Montes de Madrid han obtenido siete clones de olmos autóctonos resistentes a la grafiosis, un hongo que está diezmando a la especie en todo el mundo. En los próximos meses plantarán los primeros ejemplares, hasta llegar a 10.000, en Alcalá de Henares y San Sebastián de los Reyes. El objetivo es conseguir que sus genes se implanten en la naturaleza. En España han muerto seis millones de ejemplares por los efectos de la plaga.

“Es la primera vez en el mundo que se obtienen ejemplares de olmo común resistentes a la grafiosis y hay muchos países interesados en conocer nuestros resultados”, explica Luis Gil, catedrático de la Escuela de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid. Treinta años han tardado el investigador y su equipo en obtener los ejemplares inmunes a la enfermedad, un hongo transmitido por unos escarabajos que ha diezmado a las poblaciones de la especie en todo el mundo. Han contado con la ayuda del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.